Skip to content

Qué es el tejido Tencel y cómo beneficia tu descanso

Índice de contenidos
En el mundo de la moda hay un nuevo material que está causando furor: el tejido Tencel. No solo las grandes marcas y los diseñadores más exquisitos se han rendido a este tipo de tejido sino que en el ámbito del textil del hogar también se está haciendo un hueco. Y es que el tejido Tencel ha llegado para quedarse. Te lo explicamos todo sobre él

Qué es el tejido Tencel

Es cierto que el algodón es quizás el rey de los tejidos y junto con el lino comparten el monopolio de los materiales de origen natural más deseados a la hora de vestir la cama. Sin embargo, desde hace algún tiempo suena con fuerza el tejido Tencel, un tejido parecido a la viscosa pero 100% vegetal y ecológico y que compite con fuerza con el algodón y el lino.

Un poco de historia

La creación del tejido Tencel no es nueva. De hecho, la primera vez que se utilizó fue a principios de los años 70 del siglo pasado en Estados Unidos por la empresa de origen holandés Enka. Más tarde, la empresa austríaca Lenzig, un gigante en el mundo del textil, se hizo con la división de Tencel. Lo demás ya es historia.

Origen del tejido Tencel

Es interesante conocer el origen y el proceso del tejido Tencel ya que intenta ser lo más respetuoso posible con el medioambiente. El ciclo para fabricar este tejido es un ciclo cerrado en el que casi todos los solventes utilizados son de origen orgánico y por lo tanto son reciclables.
¿Cómo? Para llegar al producto final se utilizan residuos procedentes de la madera, generalmente de eucaliptus aunque también se extrae del roble y el abedul. De ahí, se saca la pulpa o celulosa para crear las fibras. Por lo tanto, las fibras del tejido Tencel se originan a partir de la madera de materias primas renovables. Eso significa que son fibras compostables y biodegradabes así que el ciclo empieza y finaliza en la naturaleza.
Todo este proceso es bastante corto, se trata alrededor de 2 horas y media desde el corte de la madera hasta el cardado. De este modo, en la producción de este tejido en comparación a otros se utiliza menos agua y energía.
Así pues, el tejido Tencel es biodegradable ya que a la hora de producirse no produce subproductos nocivos. Su ingrediente principal, la celulosa o pulpa de la madera, se obtiene de plantaciones de árboles muy controladas que, además, no requieren un abuso del uso del agua ni pesticidas. Cabe destacar que los disolventes de óxido de amina que se usan para producir el tejido no son tóxicos y se pueden reutilizar.

Propiedades del tejido Tencel

¿Qué es lo que hace que muchos diseñadores de moda y moda del hogar estén apostando por este tejido?
En primer lugar, las fibras del tejido Tencel son muy ligeras y suaves al tacto. Su textura hace que sean perfectas para pieles sensibles o delicadas. Además, es un tejido termorregulador, es decir, ayuda a mantener el equilibrio hídrico (la temperatura corporal). Y no solo eso, sino que absorbe la humedad  y seca más rápidamente que otras fibras. Por ejemplo, absorbe la humedad un 50% más que el algodón y contrasta con el poliéster, una fibra sintética que no absorbe en absoluto la humedad.
Finalmente, cabe destacar que es un material mucho más duradero y resistente que el algodón o el lino.
En resumen podemos decir que la ropa de cama confeccionada con esta materia prima destaca por:
  • Textura: Las prendas de ropa son ligeras y agradables al tacto, envolviendo con suavidad la piel.
  • Absorbe la humedad: El tejido Tencel es muy transpirable y con una gran absorción de la humedad. Es perfecto para las personas calurosas o con pieles sensibles ya que mantiene la piel seca.
  • Antibacteriano: Gracias a su poder absorbente de humedad evita la creación de bacterias y hongos.
  • Durabilidad: Las fibras de lyocell son muy lisas y elásticas, por eso son muy resistentes y además son enemigas de las arrugas
  • Versatilidad: Este tipo de tejido tiene distintos acabados ya que se puede controlar la fibrilación. Es decir, las fibrillas o pelos muy finos que se encuentran en la superficie externa de las hebras de fibra se pueden modificar. De esa manera, se puede conseguir distintos acabados en el tejido: desde un tejido denim, camisetas, toallas hasta unas sábanas tan suaves como la seda.

cama con sábanas de tejido tencel

Un descanso mejor

Y es que después de una jornada de trabajo, ir a buscar a los niños y hacer los recados necesarios lo que necesitamos es llegar a casa y estar cómodos. De hecho, está demostrado que la decoración, es decir, nuestro entorno doméstico afecta a nuestro estado de ánimo. No es lo mismo vivir en una casa llena de desorden, mal distribuida y atiborrada de muebles y trastos que otra donde el orden y la limpieza sean los protagonistas. Es decir, lo que llamamos hogar debe ser nuestro oasis de bienestar y descanso.
Es en este punto donde el dormitorio juega también un papel importante. Más allá de tener un buen colchón que nos permita un buen descanso la ropa de cama es esencial para proporcionar comodidad y sensación de bienestar. Durante las calurosas noches de verano hay quien no pega ojo porque las sábanas se enganchan en el cuerpo o hacen sudar demasiado. En cambio, unas sábanas confeccionadas con tejido Tencel son transpirables y tienen un mecanismo de regulación térmica natural del cuerpo que mantiene la piel fresca y seca para dormir cómodamente durante toda la noche.

Cuidados para el lavado y planchado

Tener ropa del hogar confeccionada con esta materia prima no significa que vaya a ser mucho más difícil mantenerla en correctas condiciones. Puedes lavar sábanas, fundas de almohada, de cojín en la lavadora utilizando un programa normal. Y aunque puedas elegir un programa la mejor temperatura para que tus textiles del hogar duren más es la fría. Igual que las sábanas de algodón, lino u otros materiales usa siempre detergentes neutros (líquidos mejor que en polvo) y evita el uso de suavizante. Por otro lado, este tipo de tejido no es compatible con lejía, así que evítala.
Para secar tus sábanas mejor siempre al aire libre aunque puedes usar la secadora, eso sí elige el programa de baja temperatura. Ah, y para aquellos que aborrecen la plancha, hay que recordar que éste es un tejido que no se arruga fácilmente (a diferencia del lino) así que si lo secas al aire libre y doblas las sábanas correctamente y en seguida podrás olvidarte de la plancha.
Y ahora que ya conoces el tejido Tencel, ¿te animas a probarlo?

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn